Zapatos Castellano 1920

Con el trabajo artesanal como bandera, la marca de producción española Castellano inicia su andadura empresarial en el año 1920 en la ciudad de Madrid. Desde entonces, el mercado del calzado ha cambiado mucho y la firma ha sabido mantenerse en lo más alto gracias a su gran experiencia y su profesionalidad en la fabricación y el diseño de productos de calidad. Siempre estudiando distintas posibilidades y creando nuevos diseños, Castellano ha sabido mantener su estatus intacto durante décadas para ser hoy una de las firmas nacionales más reconocidas. Buscar la máxima calidad en mocasines de piel es sinónimo de acudir a la esta marca ya se trata de su producto protagonista y la amplia experiencia en su fabricación se convierte en su mejor garantía de éxito. Siempre mocasines fabricados con procedimientos artesanales utilizando las mejores pieles gallegas de Padrón.
Con el trabajo artesanal como bandera, la marca de producción española Castellano inicia su andadura empresarial en el año 1920 en la ciudad de Madrid. Desde entonces, el mercado del calzado ha cambiado mucho y la firma ha sabido mantenerse en lo más alto gracias a su gran experiencia y su profesionalidad en la fabricación y el diseño de productos de calidad. Siempre estudiando distintas posibilidades y creando nuevos diseños, Castellano ha sabido mantener su estatus intacto durante décadas para ser hoy una de las firmas nacionales más reconocidas. Buscar la máxima calidad en mocasines de piel es sinónimo de acudir a la esta marca ya se trata de su producto protagonista y la amplia experiencia en su fabricación se convierte en su mejor garantía de éxito. Siempre mocasines fabricados con procedimientos artesanales utilizando las mejores pieles gallegas de Padrón.